MINDFULNESS EN FAMILIA

Reconoce, observa y acepta cada pensamiento o sentimiento sin emitir ningún juicio valorativo y rodeado de tu familia.

El mejor regalo que puedes ofrecer es ser un ejemplo para que los  más pequeños lo incorporen en su vida de forma natural.

 

La palabra “mindfulness” también traducida como atención o consciencia plena cada vez está tomando más peso en nuestra sociedad. La pureza y viveza de la experiencia se pierde a cada instante y se diluye en segundos. Mindfulness trata de una meditación que puede también ser tratada rodeada de la familia, en cualquier momento y en cualquier lugar. Diversos estudios avalan su eficacia como tratamiento complementario a diversos tratamientos físicos y psicológicos. Este concepto hace referencia a la premisa de atender, de forma activa y reflexiva al momento presente que vivimos, frente a vivir en constate movimiento.

¿Por qué necesitamos de una atención plena en nuestra vida?

Prestar atención, de manera consciente, sintiendo en todo momento todos los pensamientos, sensaciones, sentimientos y el entorno que nos rodea, aceptándolo tal y como es, sin valorar ni juzgar  la variable que permite adquirir la cualidad para realizar acción y observar lo que ocurre en la vida. Favorece el aprendizaje de un modo de VIDA AUTOCONSCIENTE, que nos permite determinar los sentimientos, pensamientos y emociones, aceptarlas y no oponernos y luchar contra lo que realmente se siente. Lo contrario a una atención plena es el estado de atención basado en el piloto automático. El prestar atención de manera activa y participativa en las situaciones que ocurren en nuestro día a día, mejora la función cognitiva, las relaciones personales e interpersonales y el estado de salud en general,  ya que enseña a la persona a responder a diversas situaciones en lugar de reaccionar de manera automática ante ellas.

Meditar es una técnica de entrenamiento mental, adiestrar la mente, a través de una práctica continua. Se aprende a desarrollar una conciencia exacta del momento presente. Mindfulness es una habilidad y al igual que otras, se consigue con el aprendizaje y la práctica.

Una buena práctica de Mindfulness enseña a:
  • Centrar la atención a cada momento
  • Rechazar pensamientos automáticos, que se han convertido en rutinario a la hora de proceder la información
  • Favorece el aprendizaje de un modo de vida autoconsciente. Permite determinar sentimientos, pensamientos y emociones, aceptarlas y no oponerse o luchar en contra.
Y si añadimos realizar esta técnica en familia los beneficios siguen en aumento:
  • Se fortalecen los lazos afectivos entre miembros de la familia, creando mayor armonía y conociéndose mejor unos a otros
  • Todos aprenden a manejar mejor las emociones y entenderse entre sí, mejorando la convivencia
  • Mejora en la comunicación en la familia, ayudando a resolver los conflictos sin llegar a recurrir a discusiones
  • Al compartir tiempo con otras familias se obtienen más herramientas para una socialización adecuada con el mundo, incrementando las habilidades de integración en grupo

Si quieres ampliar esta información o conocer las fechas del programa no dudes en contactar con nosotros y con esta introducción os esperamos en el programa de Mindfulness en familia.

Share this post

Ir arriba
Abrir chat
¡Hola! 😃 ¿Tienes alguna duda? ¡Pregúntanos!
Powered by